logo

NIVEL INICIAL | ENFOQUE PEDAGÓGICO

 

El enfoque pedagógico del Colegio está basado en la visión socio-constructivista del aprendizaje y en la visión humanista y cristiana de la vida. De esta visión emanan nuestras prácticas educativas.

¿En qué consiste la visión socio-constructivista del aprendizaje?
Esta visión educativa comprende que los niños y las niñas aprenden en la interacción con el ambiente, con las personas, los objetos, el lenguaje y las experiencias en donde crecen. A medida que interactúan en su ambiente (su hogar, escuela y comunidad) van elaborando conceptos, desarrollando sus habilidades y su comprensión del mundo que los rodea. Cuanto más enriquecidos y significativos sean los ambientes educativos y las experiencias que éstos les ofrezcan, mayor será su aprendizaje y su desarrollo en cada una de las áreas de la vida.
La visión socio-constructivista considera al lenguaje una herramienta fundamental para el desarrollo de los procesos cognitivos. Si el lenguaje en el ambiente en el cual crece un niño/a es simplista, éste pensará de manera simplista, pero si el lenguaje del ambiente contiene conceptos complejos y variados el niño/a aprenderáa pensar en forma compleja y variada. El lenguaje del ambiente y las experiencias individuales determinan el crecimiento de su desarrollo intelectual. Por esta razón, es de suma importancia crear ambientes educativos que sean lingüísticamente enriquecidos y que ofrezcan muchas experiencias significativas con el lenguaje oral y escrito.
El niño y la niña es el/la protagonista de su propio aprendizaje. Los maestros son los facilitadores de herramientas, los que planifican, organizan, guían y orientan. Para que cada niño y niña pueda construir su aprendizaje es importante que posea conocimientos previos, de las necesidades y los intereses.

¿En qué consiste la visión humanista de la educación?
La visión humanista valora la experiencia de la persona como totalidad compleja. Considera las dimensiones emocional, social, física, intelectual y espiritual. Respeta la diversidad de razas, credos, pensamientos, ideologías, etc., y estimula la autonomía. Busca responder a la pregunta “cómo vivir plenamente”. El objetivo es enriquecer las potencialidades y el ser total de la persona. Para ello, la visión humanista enfatiza en aprendizajes de vida que ayuden a los niños y niñas a desarrollar actitudes y a “saber ser”.

¿Qué se busca lograr con este enfoque?
A través de este enfoque educativo, los niños y niñas desarrollan el pensamiento crítico y reflexivo, la creatividad, la independencia y autonomía, la capacidad de liderazgo, la habilidad para interactuar con otros y resolver diversas situaciones problemáticas de su vida cotidiana.
Los niños y niñas aprenden con gusto, disfrutan el aprender jugando, investigando y explorando. Aprenden a aprender.